Pages

Tuesday, October 18, 2011

La Doctrina es más Importante que los Milagros





Cuando se levantare en medio de ti profeta, o soñador de sueños, y te anunciare señal o prodigios, y si se cumpliere la señal o prodigio que él te anunció, diciendo: Vamos en pos de dioses ajenos, que no conociste, y sirvámosles; no darás oído a las palabras de tal profeta, ni al tal soñador de sueños; porque Jehová vuestro Dios os está probando, para saber si amáis a Jehová vuestro Dios con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma. En pos de Jehová vuestro Dios andaréis; a él temeréis, guardaréis sus mandamientos y escucharéis su voz, a él serviréis, y a él seguiréis. Tal profeta o soñador de sueños ha de ser muerto, por cuanto aconsejó rebelión contra Jehová vuestro Dios que te sacó de tierra de Egipto y te rescató de casa de servidumbre, y trató de apartarte del camino por el cual Jehová tu Dios te mandó que anduvieses; y así quitarás el mal de en medio de ti” (Éxodo 13:1-5).  

“Si Faraón os respondiere diciendo: Mostrad milagro; dirás a Aarón: Toma tu vara, y échala delante de Faraón, para que se haga culebra. Vinieron, pues, Moisés y Aarón a Faraón, e hicieron como Jehová lo había mandado. Y echó Aarón su vara delante de Faraón y de sus siervos, y se hizo culebra. Entonces llamó también Faraón sabios y hechiceros, e hicieron también lo mismo los hechiceros de Egipto con sus encantamientos; pues echó cada uno su vara, las cuales se volvieron culebras; más la vara de Aarón devoró las varas de ellos” (Éxodo 7:9-12).  

Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo” (1 Juan 4:1).


“Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad” (Mateo 7:19-23).
!Estad atentos a mí, pueblo mío, y oídme!
Bendiciones!

Saturday, October 15, 2011

El divorcio: “Una Enfermedad en la Actualidad”

Es lamentable ver como el índice de divorcios aumenta en el mundo cada día más.  Las parejas modernas se casan un día, otro se divorcian, y al siguiente se vuelven a casar. Es decir, las parejas, cambian de relación como si cambiaran de vestido.  Y por si fuera poco, un día se aman y al otro se quieren, pero se quieren tanto; que se quieren bien lejos el uno del otro. Como solución a su situación de amor y odio, acuden al divorcio.
El divorcio es una enfermedad que afecta no sólo a los divorciados, sino también a todos los que están cerca. Es decir, afecta hijos, familia, amigos, y todo el entorno que les rodea. El divorcio, es una grieta más en la sociedad moderna.
Gracias a Dios, como cristianos, sabemos que Dios no está de acuerdo con el divorcio. Aunque, muchos no lo admitan de forma tajante, la Biblia habla de ello con claridad. La Biblia, también habla de las excepciones para que se acepte el divorcio. En una pareja cristiana, el adulterio, sería una excepción, por ejemplo. De lo contrario, sabemos que si la pareja se divorcia y se vuelve a casar, simplemente porque ya no se la llevan bien, estarán en adulterio, tanto ellos como sus nuevos conyugues.
Sé que es difícil la vida marital, pero con mucha paciencia, amor, y la ayuda de Dios, todo se puede sobrellevar. Las heridas, Dios las sana. Las ofensas verbales, ya no duelen tanto. Todo se hace más fácil cuando Dios está presente. Aun en medio de las lágrimas, sabemos que hay esperanza, que Dios restaura, y Él sabe por qué razón nos unimos a la persona que tenemos a nuestro lado.
Hay una enseñanza muy hermosa en la Biblia con respecto a un creyente y un no creyente, unidos en matrimonio:
“Y a los demás yo digo, no el Señor: Si algún hermano tiene mujer que no sea creyente, y ella consiente en vivir con él, no la abandone. Y si una mujer tiene marido que no sea creyente, y él consiente en vivir con ella, no lo abandone. Porque el marido incrédulo es santificado en la mujer, y la mujer incrédula en el marido; pues de otra manera vuestros hijos serían inmundos, mientras que ahora son santos. Pero si el incrédulo se separa, sepárese; pues no está el hermano o la hermana sujeto a servidumbre en semejante caso, sino que a paz nos llamó Dios. Porque ¿qué sabes tú, oh mujer, si quizá harás salvo a tu marido? ¿O qué sabes tú, oh marido, si quizá harás salva a tu mujer? (1 Corintios 7:12-16).
En la Traducción en Lenguaje Actual se encuentra lo siguiente:
12 A los demás les aconsejo lo siguiente: Si alguno de la iglesia está casado con una mujer que no sea cristiana, pero ella quiere seguir viviendo con él, no deben separarse. 13 Del mismo modo, si una mujer de la iglesia está casada con un hombre que no sea cristiano, pero él quiere seguir viviendo con ella, tampoco deben separarse. 14 Porque el esposo que no cree en Cristo puede ser aceptado por Dios, si está unido a una mujer cristiana. Del mismo modo, una esposa que no cree en Cristo puede ser aceptada por Dios, si está unida a un hombre que sí cree en Cristo. Además, los hijos de ellos serán aceptados por Dios como parte de su pueblo, y Dios no los rechazará como si fueran algo sucio. 15 Pero si el esposo o la esposa no cristianos insisten en separarse, que lo hagan. En tales casos, la esposa o el esposo cristianos no están obligados a mantener ese matrimonio, pues Dios quiere que vivamos en paz. 16 Por otra parte, la esposa o el esposo que son cristianos podrían ayudar a que el esposo o la esposa que no son cristianos se salven.
“…Y pienso que también yo tengo el Espíritu de Dios”. Así, lo dijo Pablo. Que Dios y su Santo Espíritu nos ayuden.
Bendiciones, en Cristo!

Thursday, October 13, 2011

Hoy, sé que es la muerte ¿Y tú sabes que es la muerte?



La verdad, desde la muerte de mi abuela hace muchos años, gracias a Dios, no he tenido la oportunidad de experimentar la muerte de un ser querido. Cuando ocurrió la muerte de mi abuela, yo tenía corta edad, y no entendía lo que pasaba con la muerte. Aunque, tengo recuerdos de ver a toda la gente llorando y de tener yo también deseos de llorar, no estaba segura de por qué lloraban.
Hoy, sé que es la muerte. Veo la muerte corporal como el hecho de que el alma deje el cuerpo. Hoy, sé que mi alma vive porque esta guardada por Jesucristo para vida eterna. Sé, que “…es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad. Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria” (1 Corintios 15:53). También, sé que estamos rodeados de muertos, y aunque se mueven y caminan, están muertos en sus delitos y pecados; porque no han tenido o no han querido tener la oportunidad de aceptar la salvación de Cristo, para este siglo y el venidero. Y entre esos muertos estuve yo, pero Dios mostró su misericordia y me salvó, y me ayudó a entender su amor, lo que es el pecado, y me enseñó también cosas grandes y ocultas que yo no conocía.
La muerte, según Norman Wright, es “el cese permanente e irreversible de las funciones vitales del cuerpo”. Joy Bayly, dice: “la muerte es una herida para los vivos”. Y Robert Turther dice: “el temor de la muerte es peor que la muerte misma”. Norman Wright, afirma que las Escrituras tienen mucho que decir acerca de la muerte:

“Preciosa es a la vista del Señor la muerte de sus santos” (Salmos 116:15).

“De la misma manera que está reservado a los hombres el morir una sola vez, y después de esto el juicio” (Hebreos 9:27). 

“Enjugará Dios toda lagrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron” (Apocalipsis 21:4).

No hace falta estar en la tumba para estar muerto:

·         Hace falta estar sin Cristo para estar muerto, muerto  en delitos y pecados, pero vivo para el mundo.

No hace falta morir para nacer de nuevo y tener vida eterna:
·         Hace falta estar con Cristo, muertos al mundo, a la carne, a sus pasiones y deseos, pero con vida en abundancia, para Cristo, por Cristo y en Cristo. El nuevo nacimiento se produce cuando muere el viejo hombre, lleno de costumbres vanas, vicios, idolatrías, hechicerías, adulterios, fornicación, inmundicia, hurtos, entre otros, y nace uno nuevo en la guía y santificación del Espíritu a través de la Palabra de Dios, y del bautismo; llevando una vida honrada, en santidad, en reverencia, en temor de Dios y obediencia a Su Palabra. De esta forma, la nueva creación tiene vida en abundancia y vive para Cristo, esperando su redención y el reino de Dios. Porque nuestra vida eterna será en el cielo, junto al Creador, en paz, amor, armonía y recibiendo todas las promesas eternas que Dios ha hecho para los que lo amamos y confiamos en Él.
Después de saber distinguir entre la vida y la muerte, hay quienes me preocupan. Me preocupan los ancianos, cuando mueren sin Cristo. Me preocupan mis familiares lejanos y amigos. También, me preocupan las almas que se van sin Cristo, porque aunque vayan al día del juicio y sean juzgados por las cosas que están escritas en los libros, todos han pecado. De hecho, todos hemos pecado. La diferencia entre unos y otros es que unos se salvan por el sacrificio que hizo el hijo de Dios en la cruz y tienen certeza de la vida eterna, pero los otros dependen del juicio de Dios… y Dios envió a su Hijo al mundo para que el mundo sea salvo por Él.
Acepta a Cristo, pídele que entre en tu corazón, que perdone tus pecados, arrepiéntete, y goza de la vida eterna y de las maravillosas bendiciones del Dios de ISRAEL, en su Hijo, Jesucristo.
·         La religión no salva

·         Las tradiciones no salvan

·         Los llamados “santos” de la iglesia católica no salvan

·         Las estatuas de yeso, madera, y otros materiales, figuras de vírgenes, y creencias de esta índole, tampoco salvan

·         El budismo no salva

·         El hinduismo no salva

·         El animismo no salva

·         Las religiones afroamericanas no salvan

·         La religión tradicional china no salva
El único que salva, es aquel que cambió la historia, y estableció un “antes” y un “después”, Jesús el Cristo. Él es el camino, la verdad y la vida y nadie, entiéndelo bien, nadie llega al Padre, sino a través de Él. Y su Padre, es el Dios de Israel, el que hizo maravillas y prodigios en Egipto, y salvó a su pueblo de sus enemigos.
Dios te ha mostrado su misericordia a través de Su Hijo, acéptala y cree en Cristo. No sabes cuándo morirás, si hoy, mañana, o pasado, no sabes ni el día, ni la hora de la muerte. Tu cuerpo regresará al polvo. ¿y tu alma? ¿Sabes dónde estará?  Por esta razón, si lees y entiendes este mensaje, invoca en nombre del Señor Jesucristo y Él te salvará.  

Que la misericordia de Dios les alcance, en el amor de Cristo. 
Bendiciones!


Wednesday, October 12, 2011

Qué opinan ustedes: ¿la persona que se suicida pierde su salvación?

Un suicida, en mi opinión, se rebela ante lo establecido por Dios. Primero, nuestros días en esta tierra dependen de Dios. La palabra “suicida” se define según el diccionario Word Reference, como: “hecho arriesgado o imprudente que daña a quien lo realiza”. Es decir, una persona que se suicida comete la imprudencia de interrumpir drásticamente su proceso en esta vida, o en esta tierra. Segundo, la Palabra dice que los cobardes, no heredaran el reino de los cielos, ni los homicidas, etc. “Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda” (Apocalipsis 21:8). Aunque aquí no se menciona la palabra suicida, sí se menciona homicida. Un homicida, es aquel que le causa la muerte a otra persona. Y un suicida, se causa la muerte a sí mismo.
El Señor murió por nosotros para salvarnos, perdonarnos de todos nuestros pecados, así hayamos sido en el tiempo pasado asesinos. Pero, conociendo la ley de Cristo, su amor, su ayuda, su salvación, ¿Cómo es posible que una persona que se suicida no pierda su salvación? Si está atentando contra su propia vida, la vida que Cristo le dio para cumplir los propósitos de Dios en esta tierra. El suicidio no es muerte natural, ni muerte por causa de enfermedad, o accidente, es el daño a la propia vida. ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? (1 Corintios 6:19). Si ni siquiera nuestro cuerpo es nuestro, imagínense la vida y el alma.
¿Qué le dicen a Dios los que se suicidan?
Si hay suicidios en el Antiguo Testamento, en ese tiempo estaban bajo la ley, y su salvación no era por la sangre de Cristo, porque el sacrificio de Cristo no se había efectuado. En el Nuevo Testamento, aparece el suicidio de Judas, el hijo de perdición. Y en Juan 17:12 se da testimonio de que se perdió. “Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba en tu nombre; a los que me diste, yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición, para que la Escritura se cumpliese”.
Entonces, ¿Qué opinan ustedes?
“Hágase todo para edificación”. La iglesia de Cristo debe edificarse en el amor del Señor.
Reciban bendiciones!


Monday, October 10, 2011

Salmo 33- Video




… “El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio” (Marcos 1:15). Porque, “El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán” (Marcos 13:31). “Para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre” (Filipenses 2:10-11).
En el nombre del Señor, nuestro salvador, Jesucristo, bendiciones!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Esforzaos

"Fortaleced las manos cansadas, afirmad las rodillas endebles. Decid a los de corazón apocado: Esforzaos, no temáis; he aquí que vuestro Dios viene con retribución, con pago; Dios mismo vendrá , y os salvará ".

Isaías 35:3-4

Lo más leído

Twitter

encyclopedia

Eclipse Total de Sol Agosto 21, 2017

Eclipse Total de Sol Agosto 21, 2017

Moon

CURRENT MOON

Noticias Aurora Digital

Noticias

News from Israel

Jerusalem Post