Pages

Friday, May 20, 2011

No Temeremos Aunque Bramen y Se Turben Las Aguas



Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, y se traspasen los montes al corazón del mar; aunque bramen y se turben sus aguas, y tiemblen los montes a causa de su braveza” Selah (Salmos 46:1-3). 


!Dios les bendiga! 

Pero del Día y la Hora Nadie Sabe


Cuando Jesús salió del templo y se iba, se acercaron sus discípulos para mostrarle los edificios del templo. Respondiendo él, les dijo:
¿Veis todo esto?
De cierto os digo, que no quedará aquí piedra sobre piedra, que no sea derribada. Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?
Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán. Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.
Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. Y todo esto será principio de dolores. Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán.
Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará. Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin. 
Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda), entonces los que estén en Judea, huyan a los montes. El que esté en la azotea, no descienda para tomar algo de su casa; y el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar su capa. Mas ¡ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días! Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de reposo; porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá.
Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; más por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados. Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis. Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos. Ya os lo he dicho antes. Así que, si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis. Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre. Porque dondequiera que estuviere el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas.

E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas. Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.

De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca. Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas. De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre.

Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre. Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado. Dos mujeres estarán moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada.
 Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis. ¿Quién es, pues, el siervo fiel y prudente, al cual puso su señor sobre su casa para que les dé el alimento a tiempo? Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su señor venga, le halle haciendo así. De cierto os digo que sobre todos sus bienes le pondrá. Pero si aquel siervo malo dijere en su corazón: Mi señor tarda en venir; y comenzare a golpear a sus consiervos, y aun a comer y a beber con los borrachos, vendrá el señor de aquel siervo en día que éste no espera, y a la hora que no sabe, y lo castigará duramente, y pondrá su parte con los hipócritas; allí será el lloro y el crujir de dientes.
(Mateo 24:1-51).

Recuerden, no se dejen engañar porque del día y la hora nadie sabe.

Dios les bendiga, y les guarde. "Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis TENIDOS POR DIGNOS de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre" (Lucas 21:36).

Thursday, May 19, 2011

Grande es el Misterio de la Piedad



E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad:
·        Dios fue manifestado en carne (Jesucristo fue manifestado en carne de pecado, como tú y como yo).

·        Justificado en el Espíritu (En el Espíritu de Santidad, porque sin santidad nadie verá a Dios).

·        Visto de los ángeles (Conocido y servido por los ángeles, que también son espíritus ministradores enviados para servicio a favor de los que serán herederos de la salvación).  

·        Predicado a los gentiles (Predicado a aquellos que no son judíos, es decir los paganos).

·        Creído en el mundo (Por la fe, porque sin fe es imposible agradar a Dios).

·        Recibido arriba en gloria (Jesucristo, está sentado a la diestra de Dios, y es digno de gloria porque pagó por tus pecados y los míos, si crees).

E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, justificado en el Espíritu, visto de los ángeles, predicado a los gentiles, creído en el mundo, recibido arriba en gloria” (1 Timoteo 3:16).

Todo esto, a través del único mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo Hombre. Gracias a Dios por su gracia, es decir su favor inmerecido. Y gloria a Su nombre eternamente.
Dios les bendiga, en Cristo.

Wednesday, May 18, 2011

Pablo y las Epístolas Pastorales

En el texto, Introducción a las Epístolas Pastorales, el Dr. Ramsay ofrece una breve biografía de Pablo. “Pablo nació en Tarso, en una familia que probablemente tenía bastantes recursos porque eran ciudadanos romanos. Estudio en la sinagoga como todos los niños judíos. Desde los cinco años hasta los diez años estudiaría las Escrituras. Desde los diez años hasta los trece años, estudiaría las tradiciones judías. A los trece años haría el “Bar Mitzvah” (que significa “hijo del mandamiento”), asumiendo las responsabilidades para guardar la ley. Como joven, Pablo fue a Jerusalén para estudiar la Ley con el maestro Gamaliel (Hechos 22:3). Empezó a perseguir a los cristianos y estuvo presente durante el martirio de Esteban, dando su aprobación (Hechos 7:58-8:1). Fue convertido dramáticamente en el camino a Damasco”. Pablo fue descrito en el siglo segundo de la siguiente manera: “Un presbítero del segundo siglo describió a Pablo como de estatura pequeña, calvo, con piernas chuecas, de buena salud, con las cejas juntas, una nariz aguileña, y muy bondadoso”.

Las epístolas pastorales fueron importantes para Pablo porque a través de ellas estaba preparando a los futuros predicadores para que siguieran su ejemplo, en la fe, y la sana doctrina. El Dr. Ramsay, en su texto Introducción a las Epístolas Pastorales, señala lo siguiente: “según los historiadores y los teólogos las epístolas pastorales son los últimos escritos de Pablo. Probablemente sabía que iba a morir pronto, y en esa situación, escribió estas cartas a los pastores jóvenes que lo iban a reemplazar en su ministerio, Timoteo y Tito”.

Según el Dr. Richard Ramsay, “estas cartas contienen un tesoro de consejos prácticos para pastores y lideres: cómo mantener la pureza doctrinal de la iglesia, instrucciones sobre la oración, características ideales para los lideres, como cuidar a los necesitados, el ministerio de las mujeres en la iglesia, cómo enfrentar el pecado y resolver conflictos, cómo mantenerse personalmente puro, y cómo mantener a Cristo como el centro de atención”. “Se supone que 1 Timoteo y Tito fueron escritas durante el tiempo de libertad (entre el primer y segundo encarcelamiento en Roma), posiblemente de Macedonia, y que 2 Timoteo fue escrita desde Roma”.

El énfasis de las epístolas pastorales, es enseñarles a los futuros predicadores el camino, la fe y la sana doctrina. Estas epístolas son “un manual práctico”, como lo expresa el Dr. Ramsay, no sólo para la época de Pablo, Timoteo y Tito, sino para todos aquellos que quieren ser enseñados en la verdadera doctrina del SEÑOR y poner en práctica lo aprendido.


Notas: Ramsay Richard, Introducción a las Epístolas Pastorales.  

Muchas bendiciones.


Saturday, May 14, 2011

El Carácter de Los hombres de Los Postreros Días


La gloria Sea a Dios Eternamente
En la actualidad, “a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo”. Los verdaderos valores se están perdiendo, y están siendo sustituidos por los “antivalores”. Pero, ¡ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo! (Isaías 5:20).
El carácter y la disposición de hombres y mujeres en esta época, están siendo afectados. El amor, la moral, la familia, la amistad, y las buenas costumbres, parecen valores de antaño. Estos valores están mermando a medida que pasa el tiempo. Por ende, el verdadero amor se está enfriando, la inmoralidad quiere sustituir a la moral, las familias se desintegran debido a una ola de divorcios, y las buenas costumbres se han transformado en malos hábitos.
Cada quien quiere caminar de a cuerdo a sus reglas, y a las que aprueba este sistema de gobierno altamente contaminado. Las cualidades “psíquicas y afectivas que condicionan la conducta de cada individuo”, que constituyen nuestro carácter, se están viendo cada día más afectadas por el sistema corrupto en el que vivimos. Por lo tanto, me pregunto: ¿Cómo será el carácter de los hombres en estos postreros días?
La Palabra de Dios es muy clara, y tiene una respuesta para cualquier interrogante. También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita” (2 Timoteo 3:1-5).
 El carácter de los hombres en los postreros días:
-        Amadores de sí mismos
-        Avaros
-        Vanagloriosos
-        Soberbios
-        Blasfemos
-        Desobedientes
-        Ingratos
-        Impíos
-        Sin afecto natural (interesados)
-        Implacables
-        Calumniadores
-        Intemperantes
-        Crueles
-        Aborrecedores de lo bueno
-        Traidores
-        Impetuosos
-        Infatuados
-        Amadores de deleites
-        Tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella.
¿Por qué se manifiestan estas actitudes? Porque la gente no quiere buscar a Dios. Muchos, no aprueban tenerlo en cuenta. Por lo tanto, hacen cosas que no convienen.
Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen; estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican” (Romanos 1:28-32).
-        Atestados de toda injusticia
-        Fornicación
-        Perversidad
-        Avaricia
-        Maldad
-        Llenos de envidia
-        Homicidios
-        Contiendas
-        Engaños
-        Malignidades
-        Murmuradores
-        Detractores
-        Aborrecedores de Dios
-        Injuriosos
-        Soberbios
-        Altivos
-        Inventores de males
-        Desobedientes a los padres
-        Necios
-        Desleales
-        Sin afecto natural
-        Implacables
-        Sin misericordia
Muchos de los hombres y mujeres de estos tiempos son hijos de desobediencia. Muchos no conocen a Dios y andan según sus propias concupiscencias, y deseos carnales. En ellos, se manifiestas las obras de la carne.
Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios” (Gálatas 5:19-21).
-        Adulterio
-        Fornicación
-        Inmundicia
-        Lascivia
-        Idolatría
-        Hechicerías
-        Enemistades
-        Pleitos
-        Celos
-        Iras
-        Contiendas
-        Disensiones
-        Herejías
-        Envidias
-        Homicidios
-        Borracheras
-        Orgias

Los que practican tales cosas no heredaran el reino de Dios. Dura es ésta palabra. ¿Cierto? Pero, ¿qué quiere Dios de ti? Busca a Dios. Conoce a Dios. Ama a Dios. El único Dios verdadero, el Dios de Israel. El te quiere salvar a través de su Hijo Jesucristo.
 Es hermoso es saber que hay un Dios en el cielo esperando que te arrepientas de tus pecados, para recibirte en su reino, escribir tu nombre en el libro de la vida y hacer de ti una nueva criatura. Dios amó al mundo a través de Jesucristo, y Él está esperando que los hombres se conviertan de las tinieblas a su luz admirable. Él no quiere la muerte del impío, sino que el impío se convierta de su mal camino. Y así, herede el reino de los cielos junto con todos aquellos que en Él creemos.
Busca a Dios. No te conformes con las demandas de este siglo malo, y echa mano de la vida eterna. Llama a lo bueno, bueno; y a lo malo, malo. Busca a Dios mientras pueda ser hallado. Él es amplio para perdonar, y su amor es ilimitado. Reflexiona en esto: “Porque  si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis. Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios” (Romanos 8:13-14).
Dios te bendiga, en Cristo. Amén.

Friday, May 13, 2011

Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis



Vi cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí a uno de los cuatro seres vivientes decir como con voz de trueno: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer. (Esta es la representación del anticristo).  

Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo ser viviente, que decía: Ven y mira. Y salió otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada. 

Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino.

Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente, que decía: Ven y mira. Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra.  

Apocalipsis 6:1-8


El siguiente video es acerca de una noticia en Egipto, en la que se grabó algo como un jinete amarillo y no se explican cómo ocurrió:  





Recuerden: Dios quiere “que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad”. 


!Dios les bendiga! 

Saturday, May 7, 2011

Tal Conocimiento es Demasiado Maravilloso Para Mí



"Oh Jehová, tú me has examinado y conocido. Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme; has entendido desde lejos mis pensamientos. Has escudriñado mi andar y mi reposo, y todos mis caminos te son conocidos.  Pues aún no está la palabra en mi lengua, y he aquí, oh Jehová, tú la sabes toda. Detrás y delante me rodeaste, Y sobre mí pusiste tu mano. Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mí; Alto es, no lo puedo comprender. ¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia? Si subiere a los cielos, allí estás tú; Y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás. Si tomare las alas del alba Y habitare en el extremo del mar, Aun allí me guiará tu mano, Y me asirá tu diestra. Si dijere: Ciertamente las tinieblas me encubrirán; Aun la noche resplandecerá alrededor de mí. Aun las tinieblas no encubren de ti, Y la noche resplandece como el día; Lo mismo te son las tinieblas que la luz. Porque tú formaste mis entrañas; Tú me hiciste en el vientre de mi madre. Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; Estoy maravillado, Y mi alma lo sabe muy bien. No fue encubierto de ti mi cuerpo, Bien que en oculto fui formado, Y entretejido en lo más profundo de la tierra. Mi embrión vieron tus ojos, Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas Que fueron luego formadas, Sin faltar una de ellas. ¡Cuán preciosos me son, oh Dios, tus pensamientos! ¡Cuán grande es la suma de ellos! Si los enumero, se multiplican más que la arena; Despierto, y aún estoy contigo. De cierto, oh Dios, harás morir al impío; Apartaos, pues, de mí, hombres sanguinarios. Porque blasfemias dicen ellos contra ti; Tus enemigos toman en vano tu nombre. ¿No odio, oh Jehová, a los que te aborrecen, Y me enardezco contra tus enemigos? Los aborrezco por completo; Los tengo por enemigos. Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; Pruébame y conoce mis pensamientos; y ve si hay en mí camino de perversidad, Y guíame en el camino eterno” (Salmos 139:1-24).

Dios de Israel, eres hermoso, alto, y sublime.

La Disciplina Del SEÑOR

Porque aún no habéis resistido hasta la sangre, combatiendo contra el pecado; y habéis ya olvidado la exhortación que como a hijos se os dirige, diciendo: Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor, ni desmayes cuando eres reprendido por él; porque el Señor al que ama, disciplina, y azota a todo el que recibe por hijo. Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina? Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos. Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos? y aquéllos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad. Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados” (Hebreos 12:4-11).
A ustedes padres:
Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor” (Efesios 6:4).

El que tiene en poco la disciplina menosprecia su alma; mas el que escucha la corrección tiene entendimiento” (Proverbios 15:32).
Dios les guarde, en Cristo.

Thursday, May 5, 2011

Parashat “Emor” “El libro de la Santidad”

Fuente: Aurora Digital Interpretación y comentario
La parashá “Emor” se encuentra en el “Sefer haKedushá” -“El Libro de la santidad”- (Levítico, capítulos 17 a 26), que representa una unidad literaria en sí misma. Las leyes del “Libro de la santidad” no están ancladas en el Santuario como las demás normas del libro de Levítico, sino en Dios, Quien es el Único Ser Santo en Su esencia. Por eso, Santificó Dios al Tabernáculo, a los cohanim, a todo el pueblo de Israel y a las fiestas que son fechas sagradas. Como Dios es Santo, el pueblo de Israel debe parecerse a Él y aspirar a una vida de santidad, según los principios que les fueron entregados por Dios en las leyes de santidad... La primera vez, Dios ordena al pueblo de Israel una vida de santidad. Todos los hijos de Israel juntos como pueblo, deben vivir una vida de santidad que se expresa en el cumplimiento de los preceptos y de las leyes. La tercera vez, Él agrega una amenaza: Si no cumplen con las leyes y normas y no viven una vida de santidad “os vomitará la tierra a la cual Yo os traigo para habitar en ella”. La tierra de Israel es un lugar sagrado y exige una vida de santidad, o sea, el cumplimiento de todos aquellos preceptos y leyes. Hasta aquí vimos la santidad de la persona y la santidad del lugar -la tierra de Israel- en general, y del Gran Templo de manera particular. A ellas se agrega la santidad del tiempo, que aparece en la segunda parte de la la parashá “Emor”: la parte referente a las celebraciones. “Y habló Adonai a Moshé diciendo: Habla a los hijos de Israel y diles: Estos son los plazos señalados por Adonai, los que habréis de proclamar días sagrados. Esas son mis celebraciones” (Levítico 23:1-2). Los términos “plazo” y “sagrado” se recuerdan muchas veces relacionados con la “Tienda de Plazo”, como está escrito en la descripción del orden del sacrificio perpetuo y la santificación del Tabernáculo. Dios expande Su Providencia sobre el Tabernáculo y lo santifica (Exodo 29:42-45). El Tabernáculo representa el lugar de encuentro entre Dios y el pueblo. En el lugar sagrado -el Tabernáculo- se encuentra la oportunidad de encontrarse con Dios.  En la parte sobre las celebraciones, el término “moed” (“plazo”) refiriéndose a fiesta, día sagrado o tiempo determinado, viene de la raíz de la palabra “encuentro” que aparece en el libro de Éxodo. Los plazos sobre los cuales se habla en la parte referente a las celebraciones están en tiempo futuro, como está escrito: “Habló Adonai a Moshé diciendo: Habla a los hijos de Israel y diles: Cuando vengáis a la tierra... habréis de traer el omer, la primicia de vuestra cosecha al cohén” (Levítico 23:9-10).  De aquí se puede aprender que el término “moed” (“plazo”) no se refiere a lugar, sino a tiempo. Así como los hijos de Israel se encuentran con Dios en un lugar determinado y sagrado -el Tabernáculo-, así también ellos se encuentran con Él en fechas determinadas y sagradas, o sea, las fiestas. En síntesis, se puede decir que en la parashá “Emor” se encuentran tres santidades: la santidad de la persona, del tiempo y del lugar. Estas santidades no son obvias, sino que hay que cuidar y cumplir las leyes y normas que Dios dio a los hijos de Israel para vivir una vida de santidad. Una vida de santidad que incluye las leyes entre el ser humano y su prójimo, y no sólo las leyes rituales...

Wednesday, May 4, 2011

(1 de 6) El Ultimo Gran Dia y La Resurreccion



Este video complementa la historia de Nimrod y Tamuz (Celebraciones Paganas).
Gloria a Dios por esta enseñanza.
Bendiciones! 

Tuesday, May 3, 2011

Nimrod y la Religión Falsa [CB9]

(Edición 1.0 20030904-20030904)
Christian Churches of God
Po Box 369, WODEN ACT 2606, Australia

Después del diluvio


Muchos años transcurrieron  y los hijos de Noé tuvieron muchos hijos y sus hijos se hicieron adultos y tuvieron más hijos. Pronto hubo mucha gente sobre la tierra nuevamente. Toda esta gente que pobló la tierra eran descendientes de los tres hijos de Noé y sus esposas (Gén. 9:19).

Según pasaron los años el número de personas se acrecentaba. En esa época, todo el mundo hablaba un mismo lenguaje. Como se trasladaron al este, encontraron una planicie en Sinar y allí se instalaron (Gén. 11:1-2). Los hombres comenzaron a erigir hogares, graneros, almacenes, y todo tipo de edificios. No pasó mucho tiempo antes que pequeños villorrios empezaran a desparramarse por toda la planicie. Más y más familias eligieron esa área para vivir. De manera que las personas se estaban mudando nuevamente para estar todas juntas exactamente igual que antes del diluvio.

Allí había muy pocas rocas y árboles. Probablemente ninguna ciudad grande habría sido construida allí si no fuese porque se descubrió que gran parte del suelo era bueno para hacer excelentes ladrillos. Estos fueron hechos, presionando arcilla húmeda en forma de bloques cocinándolos luego al sol o alrededor de fogatas. Así que el pueblo usó ladrillos en lugar de piedras y brea en lugar de argamasa para unir los ladrillos (Gén. 11:3). Ellos entonces dijeron “Venid, construyámonos una ciudad y una torre cuya cúspide llegue a los cielos, y hagámonos un nombre, no sea que seamos dispersados por toda la faz de la tierra."

Esto no le agradó a Dios. Él sabía que cuando las personas se amontonan en edificios atestados, no son capaces de obtener lo mejor de las cosas buenas. Él había hecho la creación para los humanos para que pudiesen encontrarse en los campos, bosques, montañas, arroyitos y aún en los desiertos y mares. Además, era más probable que los hombres violaran las reglas de vida feliz de Dios si vivían en masa. Dios le había ordenado a Noé y a su familia que los pueblos debían distribuirse por toda la tierra.

Nimrod se Convierte en un Héroe


En esta época de la historia humana había un hombre que se llamaba Nimrod, que era descendiente de uno de los hijos de Noé, Cam. En realidad era el bisnieto de Noé, y el nombre de su padre era Cus. Nimrod, si aceptamos una base hebrea para el nombre, significa, rebelión o el valiente, según el diccionario hebreo de Strong 5248. Es muy probable que los hebreos asociaron este nombre con la rebelión, por ende a esta palabra se le dio ese uso. Por cierto que Nimrod hizo honor a su nombre si es que éste era en realidad rebelión.

No obstante, el nombre puede haber derivado de la Ninurta mesopotámica, la cual se aplicó luego a un dios de la guerra al que también se lo llamaba el arco, el héroe poderoso, cuyo culto estaba muy difundido a fines del Segundo Milenio AEC. Su nombre podía encontrarse en los últimos reyes de ese periodo y el rey asirio, que fue el primer asirio que gobernó sobre toda Babilonia, fue llamado Tukulti-Ninurta I (aprox. 1246-1206 AEC). Recientemente, los eruditos han tratado de sugerir que en realidad este rey era él que originó el nombre Ninurta. Sin embargo, él gobernó en una fecha demasiado tardía y es más probable que haya sido nombrado según su predecesor Nimrod, y el culto de Ninus, otro dios del oriente, también estaba ligado a Ninurta. Tanto Ninurta como Ninus probablemente se deriven del predecesor Nimrod.

A menudo, a causa de que Nimrod era un hijo de Cus, algunos eruditos que no creen en la veracidad de la Biblia asocian a éste con el Faraón Amenofis III (1411-1375). Esto se basa en el hecho de que los hijos de Cus emigraron de la Mesopotamia a Etiopia. Sin embargo, estos parecen haber venido de Kussu, la cual queda al este de la Mesopotamia, y algunos de los hijos de Cus probablemente hayan ido aún más al Este a la cuenca del río Indo, en lo que actualmente es Pakistán y prosiguieron más allá hasta la India.

También Asiría fue en algún momento llamada la tierra de Nimrod y él estableció ciudades en Babel o Babilonia, Erek,, Acad y Calne en Sinar, el cual es el nombre primitivo de Sumeria. Esto estaba asociado con Asur y Nínive, la cual fue en un tiempo la ciudad más poderosa de los asirios y su capital en la cúspide del poderío del Imperio Asirio. Estas tierras están en, o próximas a, la Irak moderna.

La Biblia nos dice que Nimrod era un “vigoroso cazador delante de Yahovah (Jehová) (o el Señor)” y, por lo tanto, un hombre grande, fuerte y de aspecto feroz. A causa de su poder y habilidad como cazador exitoso de animales salvajes que atacaban a las personas, él se convirtió en un héroe y líder entre la gente de su tribu (Gén. 10:8-9). Igual que muchos otros de su tiempo, él conocía las leyes de su Creador, pero odiaba esas leyes. Nimrod pensaba que si él vivía conforme a las reglas de Dios, él no disfrutaría de la vida, exactamente igual a lo que muchas personas hoy en día han sido llevadas a creer. Él vivía conforme a sus propias leyes, e intentó probar a otras personas que ellas deberían hacer lo mismo.

Nimrod se convirtió en jefe del pueblo que se agrupó en el poblado principal de los que había allí desparramados en la tierra de Sinar. Es probable que hubiese muchas familias a las que no les gustaba el modo en que él les dio órdenes, pero cuando quiera los animales feroces atacaban, Nimrod y sus guerreros peleaban para proteger a la gente del poblado. Más adelante, Nimrod construyó un muro alrededor del creciente poblado. Hechos de este tipo contribuyeron a convertirlo en un guía de mucha fortaleza, y fue la causa para que más familias se mudaran al poblado y se establecieran bajo su mandato.

Antes que hubiesen pasado muchos más años, el poblado se había convertido en una ciudad. Era la primera gran ciudad en ser construida sobre la tierra después del diluvio. Era una maravilla de tal magnitud, que las personas venían de lejos para contemplar la gran masa de edificios y murallas enormes. Esa tierra más tarde fue conocida como Babilonia, y el nombre de la ciudad fue Babel o Babilonia (Gén. 10:10). Esta palabra es de origen acadio y significa “puerta a un dios” (ver nota en Gén. 10:10 y 11:9, Biblia de Jerusalén)...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Esforzaos

"Fortaleced las manos cansadas, afirmad las rodillas endebles. Decid a los de corazón apocado: Esforzaos, no temáis; he aquí que vuestro Dios viene con retribución, con pago; Dios mismo vendrá , y os salvará ".

Isaías 35:3-4

Lo más leído

Twitter

encyclopedia

Eclipse Total de Sol Agosto 21, 2017

Eclipse Total de Sol Agosto 21, 2017

Moon

CURRENT MOON

Noticias Aurora Digital

Noticias

News from Israel

Jerusalem Post