Sing Hallelujah To The Lord

Tuesday, December 7, 2010

¿Quién es Mi Madre y Mis Hermanos?


Una de las cosas que ha llamado mi atención y en la cual he estado reflexionando, es ¿quiénes son mis verdaderos hermanos? No tenemos derecho a juzgar, porque sólo uno es el que juzga, y es el Todopoderoso Dios. Pero, en las iglesias solemos llamarnos hermanos porque somos hermanos en Cristo, y pertenecemos al cuerpo de Cristo, que es la iglesia. Sin embargo, también Judas fue contado con los apóstoles, como parte de ellos, pero no lo era. Por esta razón, surgió la pregunta, como lo mencioné anteriormente ¿quiénes son mis verdaderos hermanos? Así que, hoy comparto esto con ustedes, y alabo a Dios por darme tan maravillosa respuesta:

Jesús subió al monte, “y llamó a sí a los que él quiso; y vinieron a él. Y estableció a doce, para que estuviesen con él, y para enviarlos a predicar, y que tuviesen autoridad para sanar enfermedades y para echar fuera demonios: a Simón, a quien puso por sobrenombre Pedro; a Jacobo hijo de Zebedeo, y a Juan hermano de Jacobo, a quienes apellidó Boanerges, esto es, Hijos del trueno; a Andrés, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Jacobo hijo de Alfeo, Tadeo, Simón el cananista, y Judas Iscariote, el que le entregó. Y vinieron a casa. Y se agolpó de nuevo la gente, de modo que ellos ni aun podían comer pan. Cuando lo oyeron los suyos, vinieron para prenderle; porque decían: Está fuera de sí” (Marcos 3: 13-21).

“Vienen después sus hermanos y su madre, y quedándose afuera, enviaron a llamarle. Y la gente que estaba sentada alrededor de él le dijo: Tu madre y tus hermanos están afuera, y te buscan. El les respondió diciendo: ¿Quién es mi madre y mis hermanos? Y mirando a los que estaban sentados alrededor de él, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. Porque todo aquel que hace la voluntad de Dios, ése es mi hermano, y mi hermana, y mi madre” (Marcos 3:31-35).

También se dice en Mateo:

“Y le dijo uno: He aquí tu madre y tus hermanos están afuera, y te quieren hablar. Respondiendo él al que le decía esto, dijo: ¿Quién es mi madre, y quiénes son mis hermanos? Y extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre” (Mateo 12:47-50).

Y se repite en Lucas:

Y se le avisó, diciendo: Tu madre y tus hermanos están fuera y quieren verte. El entonces respondiendo, les dijo: Mi madre y mis hermanos son los que oyen la palabra de Dios, y la hacen” (Lucas 20-21).

En los evangelios sinópticos encontramos esta respuesta tan maravillosa. ¿Quién es mi madre, y quiénes son mis hermanos? La divina respuesta dice: “Porque todo aquel que hace la voluntad de Dios, ése es mi hermano, y mi hermana, y mi madre”.


La Biblia nos insta a hacer la voluntad de Dios. También, nos dice que no seamos oidores olvidadizos, sino hacedores de la Palabra. Como lo dice Apocalipsis 3:10 “Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra”.

En conclusión, mi hermano, hermana y madre, son los que oyen la Palabra de Dios y la hacen. Aunque no somos perfectos, estamos día a día aprendiendo y nutriéndonos de la Palabra para obrar conforme a la voluntad de Dios y no ser como aquellos que perecieron porque les faltó conocimiento. Y esto “hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo” (Efesios 4:13).

Dios les bendiga en Cristo Jesús nuestro salvador.

No comments:

Post a Comment

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...