Pages

Sunday, October 31, 2010

Los Hijos de Dios y los hijos del diablo





Existen dos clases de hijos. Éstos son mencionados en la Biblia para dejar claro que no todos son hijos de Dios. Existen criaturas hechas por Dios, ya que todos son parte de su creación, pero son hijos del Altísimo sólo aquellos que reconocen a Cristo como salvador y guardan la palabra de su paciencia.

“A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios” (Juan 1:11-13).


Existen dos clases de hijos.  Así que, los primeros son llamados:

- Hijos de luz
- Hijos de Dios
- Hijos del día
- Hijos del Dios viviente
- Hijos del Altísimo
- Hijos de la promesa
- Hijos del Reino

  • “Entre tanto que tenéis la luz, creed en la luz, para que seáis hijos de luz” (Juan 12:36).

  • “Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios” Romanos 8:14.

  • “El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios” (Romanos 8:16).

  • “Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es (1 Juan 3:2).

  • “Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios. En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios” (1 Juan 3:10).

  • “Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas” (1 Tesalonicenses 5:5).

  • “Amad, pues, a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; y será vuestro galardón grande, y seréis hijos del Altísimo; porque él es benigno para con los ingratos y malos” (Lucas 6:35).

  • "Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz” (Efesios 5:8).


Los segundos son llamados:

- Hijos del diablo
- Hijos de maldición
- Hijos de desobediencia
- Hijos de ira
- Hijos de este siglo
- Hijos de la esclava
- Hijos del malo


  • “En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios” (1Juan 3:10).



  • “Tienen los ojos llenos de adulterio, no se sacian de pecar, seducen a las almas inconstantes, tienen el corazón habituado a la codicia, y son hijos de maldición” (2 Pedro 2:14).



  • "Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia” (Efesios 5:6).



  • "Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría; cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia, en las cuales vosotros también anduvisteis en otro tiempo cuando vivíais en ellas” (Colosenses 3:5-7).



  • “Y alabó el amo al mayordomo malo por haber hecho sagazmente; porque los hijos de este siglo son más sagaces en el trato con sus semejantes que los hijos de luz” (Lucas 16:8).



  • “El campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del reino, y la cizaña son los hijos del malo” (Mateo 13:38).


Los hijos de Dios creen en Jesucristo como el salvador a quien Dios ha enviado. Además, éstos no sólo tienen al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, sino también guardan con fe la Palabra de Dios; que es la esperanza para alcanzar la salvación de sus almas.

  • “Obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas” (1 Pedro 1:9).

Se manifiestan los hijos de Dios y los hijos del diablo. Los hijos de Dios han pasado de muerte a vida, porque antes estaban muertos en sus delitos y pecados, pero ahora habiendo sido redimidos por la sangre del Cordero; son hijos de luz. Los hijos del diablo, practican el pecado porque su padre, el diablo, peca desde el principio.

  • “Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás” (Efesios 2:1-4).

  • “Jesús entonces les dijo: Si vuestro padre fuese Dios, ciertamente me amaríais; porque yo de Dios he salido, y he venido; pues no he venido de mí mismo, sino que él me envió. ¿Por qué no entendéis mi lenguaje? Porque no podéis escuchar mi palabra. Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira” (Juan 8:42-44).

  • “El que es de Dios, las palabras de Dios oye; por esto no las oís vosotros, porque no sois de Dios” (Juan 8:47).

  • “De cierto, de cierto os digo, que el que guarda mi palabra, nunca verá muerte” (Juan 8:51).

  • “De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida” (Juan 5:24).

En resumen, existen dos clases de hijos: Los hijos de Dios y los hijos del diablo. Y ya conocen todas sus diferencias. 

¿Usted ya sabe de quien es hijo? 


 Si no lo sabe, reciba a Cristo como su salvador y conviértase en hijo de Dios. Dios le ama. 

Bendiciones!

Saturday, October 30, 2010

Lucha Contra los Gobernadores de las Tinieblas (El Club Bilderberg)







La verdadera historia del Club Bilderberg
por: Daniel Estulin 


Según Daniel Stulin,“El objetivo final de esta pesadilla es un futuro que transformará la Tierra en un planeta-prisión mediante un Mercado Único Globalizado, controlado por un Gobierno Mundial Único, vigilado por un Ejército Unido Mundial, regulado económicamente por un Banco Mundial y habitado por una población controlada mediante microchips cuyas necesidades vitales se habrán reducido al materialismo y la supervivencia: trabajar, comprar, procrear, dormir, todo conectado a un ordenador global que supervisará cada uno de nuestros movimientos”.

La Palabra de Dios ya había afirmado antes que tenemos una lucha contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo. También, sabemos que lo que se avecina es el gobierno del anticristo. Es por esta razón, que las naciones y el mundo entero se prepara para los eventos que ya la Biblia profetizó desde hace mucho tiempo.

“Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” (Efesios 6:12).

La traducción en lenguaje actual lo dice de la siguiente manera:

"Porque no luchamos contra gente como nosotros, sino contra espíritus malvados que actúan en el cielo. Ellos imponen su autoridad y su poder en el mundo actual" (Efesios 6:12).

Y recuerden que aunque tenemos luchas, también tenemos armas para ganar las batallas:

“Porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo” (2 Corintios 10:4-5).

Dios nos ayude, en el nombre de Cristo. Oremos para que seamos tenidos por dignos de escapar de las terribles cosas que vendrán sobre la tierra y estar de pie delante del Hijo del Hombre. Dios tenga misericordia.

Bendiciones.

Friday, October 22, 2010

Cristo y la salvación en el sistema ceremonial y el tabernáculo



Podemos aprender muchas cosas acerca de Cristo y la salvación en el sistema ceremonial y el tabernáculo. Primero, la ceremonia en el tabernáculo la hacia el sacerdote para redimir por medio del sacrificio de animales, los pecados del pueblo. Allí, no sólo se hacían sacrificios por el pecado, sino también ofrendas a Dios. Segundo, el tabernáculo, representaba el lugar en el que estaba la gloria de Dios. Éste, estaba dividido entre: el atrio, el lugar Santo y el lugar Santísimo. A ese lugar, sólo el sacerdote tenía acceso. Pero, después que vino nuestro sumo Sacerdote, según el orden de Melquisedec, nuestro Señor y salvador Jesucristo, ya no hubo necesidad de que el sacerdote entrará al tabernáculo a ofrecer sacrificios por los pecados del pueblo y los suyos, sino que nuestro Señor entró de una vez y para siempre, y con su sacrificio nos redimió y nos salvó. En el siguiente pasaje de los hebreos, se explica claramente:

Ahora bien, aun el primer pacto tenía ordenanzas de culto y un santuario terrenal. Porque el tabernáculo estaba dispuesto así: en la primera parte, llamada el Lugar Santo, estaban el candelabro, la mesa y los panes de la proposición. Tras el segundo velo estaba la parte del tabernáculo llamada el Lugar Santísimo, el cual tenía un incensario de oro y el arca del pacto cubierta de oro por todas partes, en la que estaba una urna de oro que contenía el maná, la vara de Aarón que reverdeció, y las tablas del pacto; y sobre ella los querubines de gloria que cubrían el propiciatorio; de las cuales cosas no se puede ahora hablar en detalle. Y así dispuestas estas cosas, en la primera parte del tabernáculo entran los sacerdotes continuamente para cumplir los oficios del culto; pero en la segunda parte, sólo el sumo sacerdote una vez al año, no sin sangre, la cual ofrece por sí mismo y por los pecados de ignorancia del pueblo; dando el Espíritu Santo a entender con esto que aún no se había manifestado el camino al Lugar Santísimo, entre tanto que la primera parte del tabernáculo estuviese en pie. Lo cual es símbolo para el tiempo presente, según el cual se presentan ofrendas y sacrificios que no pueden hacer perfecto, en cuanto a la conciencia, al que practica ese culto, ya que consiste sólo de comidas y bebidas, de diversas abluciones, y ordenanzas acerca de la carne, impuestas hasta el tiempo de reformar las cosas. Pero estando ya presente Cristo, sumo sacerdote de los bienes venideros, por el más amplio y más perfecto tabernáculo, no hecho de manos, es decir, no de esta creación, y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por su propia sangre, entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención. Porque si la sangre de los toros y de los machos cabríos, y las cenizas de la becerra rociadas a los inmundos, santifican para la purificación de la carne, ¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo? Así que, por eso es mediador de un nuevo pacto, para que interviniendo muerte para la remisión de las transgresiones que había bajo el primer pacto, los llamados reciban la promesa de la herencia eterna. Porque donde hay testamento, es necesario que intervenga muerte del testador. Porque el testamento con la muerte se confirma; pues no es válido entre tanto que el testador vive. De donde ni aun el primer pacto fue instituido sin sangre. Porque habiendo anunciado Moisés todos los mandamientos de la ley a todo el pueblo, tomó la sangre de los becerros y de los machos cabríos, con agua, lana escarlata e hisopo, y roció el mismo libro y también a todo el pueblo, diciendo: Esta es la sangre del pacto que Dios os ha mandado. Y además de esto, roció también con la sangre el tabernáculo y todos los vasos del ministerio. Y casi todo es purificado, según la ley, con sangre; y sin derramamiento de sangre no se hace remisión. Fue, pues, necesario que las figuras de las cosas celestiales fuesen purificadas así; pero las cosas celestiales mismas, con mejores sacrificios que estos. Porque no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo para presentarse ahora por nosotros ante Dios; y no para ofrecerse muchas veces, como entra el sumo sacerdote en el Lugar Santísimo cada año con sangre ajena. De otra manera le hubiera sido necesario padecer muchas veces desde el principio del mundo; pero ahora, en la consumación de los siglos, se presentó una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo para quitar de en medio el pecado. Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio, así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan” (Hebreos 9:1-28).


Dios les bendiga, en Cristo. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Esforzaos

"Fortaleced las manos cansadas, afirmad las rodillas endebles. Decid a los de corazón apocado: Esforzaos, no temáis; he aquí que vuestro Dios viene con retribución, con pago; Dios mismo vendrá , y os salvará ".

Isaías 35:3-4

Lo más leído

Twitter

encyclopedia

Eclipse Total de Sol Agosto 21, 2017

Eclipse Total de Sol Agosto 21, 2017

Moon

CURRENT MOON

Noticias Aurora Digital

Noticias

News from Israel

Jerusalem Post