Pages

Saturday, September 4, 2010

El Pecado de Sodoma y Gomorra

Es importante saber que Dios quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad. Únicamente por medio de Jesucristo somos justificados y tenemos redención de pecados. El Señor, no sólo nos redime, sino nos salva de la ira venidera. Él es el camino, la verdad y la vida, y sólo por su gracia somos salvos. Y lo más importante, es que Él nos ama y murió por nosotros. Sin importar que hayamos hecho en la vida o quienes seamos, Dios quiere darnos vida eterna en su Hijo Jesucristo, porque sólo a través de Él, podemos ser salvos.

Por lo tanto, “Oíd palabra de Jehová, hijos de Israel, porque Jehová contiende con los moradores de la tierra; porque no hay verdad, ni misericordia, ni conocimiento de Dios en la tierra” (Oseas 4:1). 

Las ciudades de Sodoma y Gomorra fueron destruidas porque el pecado de sus habitantes se había agravado en extremo. La historia narra, que Dios le reveló a Abraham lo que habría de suceder en esas ciudades, intercediendo éste último por los justos, para que el Señor por amor a aquellos “justos” no las destruyera. Sin embargo, la historia revela que los únicos que pudieron ser salvos fueron Lot y su familia porque no se encontraron en aquellas ciudades, ni diez justos. En Judas 1:7 se manifiesta que los habitantes de aquellas ciudades fornicaron y fueron en pos de vicios contra naturaleza, sufriendo el castigo del fuego eterno.


“¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios” (1 Corintios 6:9-10).


La Palabra dice que ningún varón que se eche con varón heredará el reino de los cielos. En el Antiguo Pacto dice así: “No te echarás con varón como con mujer; es abominación” (Levítico 18:22). “Si alguno se ayuntare con varón como con mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos; sobre ellos será su sangre” (Levítico 20:13). Bien es cierto, que ya no estamos en el tiempo de la ley y el antiguo pacto. Sin embargo, aunque muchos intenten defender sus puntos de vista, en la actualidad, la sodomía continúa siendo una abominación para nuestro Dios. Él nos ama y quiere salvarnos.

La sodomía era frecuente en Sodoma, Gomorra, la antigua Grecia y persiste en la actualidad. Hoy día, miles de personas celebran esto como un orgullo, pero ignoran que lo que ellos celebran y defienden los conducirá “donde el gusano no muere y el fuego nunca se apaga”. “EL INFIERNO DE FUEGO”. Países como Alemania, Inglaterra, Bélgica, son algunos de los que apoyan la sodomía actual. Noticias como la siguiente, figuran en los periódicos de hoy: “Con una inversión de 340 millones de shékels (unos 88,1 millones dólares), una campaña de marketing internacional está lanzando a la ciudad de Tel Aviv como un destino turístico gay internacional. La campaña se llevará a cabo en Inglaterra y Alemania, dos países con importantes comunidades de gays”. Fuente

"Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego. Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá. Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad; porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se hicieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles. Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén. Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío. Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen; estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican” (Romanos 1:16-32).


En la actualidad, se cometen aberraciones mayores. Sodoma y Gomorra se quedaron cortas. En nuestros días, la sociedad se deteriora cada día más y los valores verdaderos ya no existen. Al contrario, lo que ahora existe, es un libertinaje que está conduciendo al hombre a su propia destrucción.

El Señor nos da la oportunidad de conocer su evangelio, su Palabra, su verdad, para que nos convirtamos a Él y tengamos redención de pecados. “Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda” (Apocalipsis 21:8). El que está sin Cristo, está muerto en sus delitos y pecados.


“Si oyereis hoy su voz no endurezcáis vuestro corazón”. 


!Dios les bendiga!

No comments:

Post a Comment

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Esforzaos

"Fortaleced las manos cansadas, afirmad las rodillas endebles. Decid a los de corazón apocado: Esforzaos, no temáis; he aquí que vuestro Dios viene con retribución, con pago; Dios mismo vendrá , y os salvará ".

Isaías 35:3-4

Lo más leído

Twitter

encyclopedia

Eclipse Total de Sol Agosto 21, 2017

Eclipse Total de Sol Agosto 21, 2017

Moon

CURRENT MOON

Noticias Aurora Digital

Noticias

News from Israel

Jerusalem Post