Pages

Monday, September 13, 2010

La lengua es un fuego: Murmuración y Chisme

Para aquellos a quienes les gusta hablar mucho más. ¿Sabías que daremos cuenta de cada palabra ociosa que digamos? Mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio (Mateo 12:36).

Por lo general, a la gente le gusta murmurar, chismear, y otra cantidad de comportamientos negativos, que causan daño a terceros. Sin embargo, para la gente que goza y disfruta hablando de otros, estas actitudes suelen ser una especie de entretenimiento. Se podría decir que es un mal hábito. Pero, ¿Será que se han percatado de lo que están haciendo?

A continuación definiremos algunos conceptos y veremos que dice la Biblia al respecto:

¿Qué es la murmuración? La murmuración “es la conversación en prejuicio de un ausente”. Así lo define, el diccionario Word Reference. Y ¿Qué es un prejuicio? Es el “juicio u opinión generalmente negativo, que se forma inmotivadamente de antemano y sin el conocimiento necesario”. Sería bueno resaltar la última parte de esta definición, “sin el conocimiento necesario”, porque por lo general la gente opina sin tener bases concretas para hacerlo.


“Hermanos, no murmuréis los unos de los otros. El que murmura del hermano y juzga a su hermano, murmura de la ley y juzga a la ley; pero si tú juzgas a la ley, no eres hacedor de la ley, sino juez” (Santiago 4:11). “Si alguno se cree religioso entre vosotros, y no refrena su lengua, sino que engaña su corazón, la religión del tal es vana (Santiago 1:26).

¿Qué es el chisme? “Es una murmuración, cuento sobre alguna noticia verdadera o falsa para dañar a alguien”. ¿Y qué dice la Palabra acerca de esto?


“No andarás chismeando entre tu pueblo. No atentarás contra la vida de tu prójimo. Yo Jehová” (Levítico 19:16). “El que anda en chismes descubre el secreto; No te entremetas, pues, con el suelto de lengua” (Proverbios 20:19). “Todos ellos son rebeldes, porfiados, andan chismeando; son bronce y hierro; todos ellos son corruptores” (Jeremías 6:28). En esta última parte, los llaman “corruptores”. Es decir, que sobornan o pervierten. En pocas palabras pervertidos, viciosos, depravados, seductores y corruptivos.

Estos murmuradores, hablan de quien sea, lo que no deben. En muchos casos, causan heridas, y una cantidad de emociones negativas. No pueden refrenar su lengua. Las Sagradas Escrituras dicen: “Pero ningún hombre puede domar la lengua, que es un mal que no puede ser refrenado, llena de veneno mortal” (Santiago 3:8). “La lengua falsa atormenta al que ha lastimado, Y la boca lisonjera hace resbalar” (Proverbios 26:28).


La lengua es un órgano muy pequeño. “Así también la lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas. He aquí, ¡cuán grande bosque enciende un pequeño fuego! Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno” (Santiago 3:5-6).

Pero debemos estar conscientes de que lo que sale del hombre, es lo que contamina al hombre. “Nada hay fuera del hombre que entre en él, que le pueda contaminar; pero lo que sale de él, eso es lo que contamina al hombre” (Marcos 7:15). “Pero decía, que lo que del hombre sale, eso contamina al hombre. Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez. Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre” (Marcos 7:20-23).


Por si fuera poco, ninguno habla verdad y en sus bocas no hay sinceridad. “Y cada uno engaña a su compañero, y ninguno habla verdad; acostumbraron su lengua a hablar mentira, se ocupan de actuar perversamente” (Jeremías 9:5). “Saeta afilada es la lengua de ellos; engaño habla; con su boca dice paz a su amigo, y dentro de sí pone sus asechanzas” (Jeremías 9:8). “Porque en la boca de ellos no hay sinceridad; Sus entrañas son maldad, Sepulcro abierto es su garganta, Con su lengua hablan lisonjas” (Salmos 5:9).


“Como está escrito: No hay justo, ni aun uno; No hay quien entienda. No hay quien busque a Dios. Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno. Sepulcro abierto es su garganta; con su lengua engañan. Veneno de áspides hay debajo de sus labios. Su boca está llena de maldición y de amargura” (Romanos 3:10-14).

“…Libra mi alma, oh Jehová, del labio mentiroso, Y de la lengua fraudulenta. ¿Qué te dará, o qué te aprovechará, Oh lengua engañosa? (Salmos 120:1-3).


La lengua, un pequeño miembro que enciende un gran fuego. Parece increíble que ese pequeño miembro este lleno de veneno mortal, que sea como una saeta afilada y un mundo de maldad. Parece mentira que ese pequeño miembro sea tan peligroso, y que sea difícil de domar.

Aquí hay algunos consejos:


  • “El que guarda su boca y su lengua, Su alma guarda de angustias” (Proverbios 21:23).



  • “Porque: El que quiere amar la vida y ver días buenos, Refrene su lengua de mal, y sus labios no hablen engaño” (1 Pedro 3:10).



  • La muerte y la vida están en poder de la lengua, y el que la ama comerá de sus frutos. (Proverbios 18:21).

  • “El que ama la instrucción ama la sabiduría; Mas el que aborrece la reprensión es ignorante” (Proverbios 12:1).
La Biblia es un libro de instrucción que nos enseña, no sólo a comportarnos sino también a hablar. Léalo y lo comprobará! Así que, "amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios" (2 Corintios 7:1).

A aquellos a quienes les gusta hablar mucho, pueden continuar haciéndolo; si siguen los consejos y la Palabra de Dios. Llenen sus bocas con acción de gracias y bendición. Alaben y glorifiquen al Dios Eterno, porque Él es bueno. Instrúyanse para que sean sabios con la sabiduría que es de lo alto. Y recuerden que la muerte y la vida están en el poder de la lengua.

Espero que estas líneas sean de bendición. Los bendigo en el nombre del Señor! Amén.



No comments:

Post a Comment

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Esforzaos

"Fortaleced las manos cansadas, afirmad las rodillas endebles. Decid a los de corazón apocado: Esforzaos, no temáis; he aquí que vuestro Dios viene con retribución, con pago; Dios mismo vendrá , y os salvará ".

Isaías 35:3-4

Lo más leído

Twitter

encyclopedia

Eclipse Total de Sol Agosto 21, 2017

Eclipse Total de Sol Agosto 21, 2017

Moon

CURRENT MOON

Noticias Aurora Digital

Noticias

News from Israel

Jerusalem Post