Pages

Saturday, August 28, 2010

Imágenes, ídolos e idolatría



Al único Dios verdadero y Padre de nuestro Señor Jesucristo, sea la gloria por los siglos de los siglos.

Una imagen es una representación que manifiesta la apariencia de una cosa, es una estatua, efigie o pintura. Un ídolo, es la figura de un dios al que se adora. Parece algo muy sencillo, pero para Dios las imágenes y los ídolos son abominación. Sin perder tiempo, nos adentraremos en las Sagradas Escrituras para entender porque esto es abominación.


¿A qué, pues, haréis semejante a Dios, o qué imagen le compondréis?


No te harás IMAGEN, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. Éxodo 20:4

• No haréis para vosotros ídolos, ni escultura, ni os levantaréis estatua, ni pondréis en vuestra tierra piedra pintada para inclinaros a ella; porque yo soy Jehová vuestro Dios. Levítico 26:1


• Además su tierra está llena de ídolos, y se han arrodillado ante la obra de sus manos y ante lo que fabricaron sus dedos. Isaías 2:8


• Guardaos, no os olvidéis del pacto de Jehová vuestro Dios, que él estableció con vosotros, y no os hagáis escultura o IMAGEN de ninguna cosa que Jehová tu Dios te ha prohibido. Deuteronomio 4:23

• No harás para ti escultura, ni IMAGEN alguna de cosa que está arriba en los cielos, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. Deuteronomio 5:8



Los hebreos pecaron al salir de Egipto cuando hicieron el becerro de oro

Y me dijo Jehová: Levántate, desciende pronto de aquí, porque tu pueblo que sacaste de Egipto se ha corrompido; pronto se han apartado del camino que yo les mandé; se han hecho una IMAGEN de fundición. Deuteronomio 9:12


El pueblo hebreo continuó pecando con las imágenes de Asera. Ésta fue la diosa fenicia de la vegetación. La diosa era la contraparte femenina de Baal. Sus representaciones fueron levantadas y adoradas en Jerusalén y en Samaria, probablemente en el templo de Baal.


Dejaron todos los mandamientos de Jehová su Dios, y se hicieron imágenes fundidas de dos becerros, y también imágenes de Asera, y adoraron a todo el ejército de los cielos, y sirvieron a Baal. 2 Reyes 17:16


El Señor dice así:

Avergüéncense todos los que sirven a las imágenes de talla. Los que se glorían en los ídolos. Póstrense a él todos los dioses. Salmos 97: 7

• ¿A qué, pues, haréis semejante a Dios, o qué IMAGEN le compondréis? Isaías 40:18

• El artífice prepara la IMAGEN de talla, el platero le extiende el oro y le funde cadenas de plata. Isaías 40:19


• El pobre escoge, para ofrecerle, madera que no se apolille; se busca un maestro sabio, que le haga una IMAGEN de talla que no se mueva. Isaías 40:20
• He aquí, todos son vanidad, y las obras de ellos nada; viento y vanidad son sus imágenes fundidas. Isaías 41:29

• Los formadores de imágenes de talla, todos ellos son vanidad, y lo más precioso de ellos para nada es útil; y ellos mismos son testigos para su confusión, de que los ídolos no ven ni entienden. Isaías 44:9
¿Quién formó un dios, o quién fundió una IMAGEN que para nada es de provecho? Isaías 44:10


• Tomaste asimismo tus hermosas alhajas de oro y de plata que yo te había dado, y te hiciste imágenes de hombre y fornicaste con ellas. Ezequiel 16:17




Las imágenes son una abominación



• Maldito el hombre que hiciere escultura o IMAGEN de fundición, abominación a Jehová, obra de mano de artífice, y la pusiere en oculto. Y todo el pueblo responderá y dirá: Amén. Deuteronomio 27:15

• Confusos y avergonzados serán todos ellos; irán con afrenta todos los fabricadores de imágenes. Isaías 45:16


• He aquí voz del clamor de la hija de mi pueblo, que viene de la tierra lejana: ¿No está Jehová en Sion? ¿No está en ella su Rey? ¿Por qué me hicieron airar con sus imágenes de talla, con vanidades ajenas? Jeremías 8:19


• ¿De qué sirve la escultura que esculpió el que la hizo? ¿La estatua de fundición que enseña mentira, para que haciendo imágenes mudas confíe el hacedor en su obra? Habacuc 2:18


• Y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de IMAGEN de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles. Romanos 1:23


• Serán vueltos atrás y en extremo confundidos los que confían en ídolos, y dicen a las imágenes de fundición: Vosotros sois nuestros dioses. Isaías 42:17


• Los ídolos de las naciones son plata y oro, obra de manos de hombres. Tienen boca, y no hablan; tienen ojos, y no ven; tienen orejas, y no oyen; tampoco hay aliento en sus bocas. Semejante a ellos son los que los hacen, y todos los que en ellos confían. Salmos 135:15-18


• ¿Quién formo un dios, o quien fundió una imagen que para nada es de provecho? Isaías 44:10



 Sus altares destruiréis



Mas así habéis de hacer con ellos: sus altares destruiréis, y quebraréis sus estatuas, y destruiréis sus imágenes de Asera, y quemaréis sus esculturas en el fuego. Deuteronomio 7:5

• Derribaréis sus altares, y quebraréis sus estatuas, y cortaréis sus imágenes de Asera. Éxodo 34:13


• Derribaréis sus altares, y quebraréis sus estatuas, y sus imágenes de Asera consumiréis con fuego; y destruiréis las esculturas de sus dioses, y raeréis su nombre de aquel lugar. Deuteronomio 12:3


• Entonces profanarás la cubierta de tus esculturas de plata, y la vestidura de tus imágenes fundidas de oro; las apartarás como trapo asqueroso; ¡Sal fuera! les dirás. Isaías 30:22



 Las imágenes serán destruidas


Y haré destruir tus esculturas y tus imágenes de en medio de ti, y nunca más te inclinarás a la obra de tus manos. Miqueas 5:13

• Y en aquel día, dice Jehová de los ejércitos, quitaré de la tierra los nombres de las imágenes, y nunca más serán recordados; y también haré cortar de la tierra a los profetas y al espíritu de inmundicia. Zacarías 13:2


• Porque todos los dioses de los pueblos son ídolos; Más Jehová hizo los cielos. 1 Crónicas 16:26






Futuro Cercano… 
La imagen de la bestia

“Bienaventurado el que lee y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ellas escritas porque el tiempo está cerca”...

Y se le permitió infundir aliento a la IMAGEN de la bestia, para que la IMAGEN hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase. Apocalipsis 13:15

• Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su IMAGEN, y recibe la marca en su frente o en su mano. Apocalipsis 14:9


• Y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su IMAGEN, ni nadie que reciba la marca de su nombre. Apocalipsis 14:11


• Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su IMAGEN. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre. Apocalipsis 19:20


• Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su IMAGEN, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años. Apocalipsis 20:4


• Y los otros hombres que no fueron muertos con estas plagas, ni aun así se arrepintieron de las obras de sus manos, ni dejaron de adorar a los demonios, y a las imágenes de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera, las cuales no pueden ver, ni oír, ni andar. Apocalipsis 9:20


Las imágenes no pueden ver, ni oír, ni hablar, ni escuchar. Por lo contrario, nuestro Dios está vivo. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren (Juan 4:24). ¿No has sabido, no has oído que el Dios Eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra?


Anhela mi alma y aun ardientemente desea los atrios de Jehová; mi corazón y mi carne cantan al Dios vivo (Salmos 84:2).


!Dios les bendiga!

Jerusalén, la ciudad del rey David

Jerusalén, la ciudad del rey David Autor: Berl Bernardo Gorgun, Tegucigalpa



El rey David hizo de la ciudad de Jerusalén la capital del Reino de Israel y enseñó a sus hijos a entregarle todo su amor; y fue así que su hijo heredero el rey Salomón, el sabio, entregó a ella todo el esplendor y transmitió a sus súbditos ese amor por la ciudad de su padre, enclavada en los montes de Yehuda, tan cercana al Mar Muerto como al Mediterráneo, al desierto del Neguev y a los fértiles valles del norte que colindan con las alturas del Golán.

Los imperios del pasado tuvieron muchas ciudades importantes.

Las del Imperio Babilónico, de las que sólo se recuerda su torre y sus jardines. En el Imperio Persa hubo ciudades importantes pero ... ¿quién sabe de ellas? Pues de ellas no sobrevivieron ni sus vibraciones. Las del Imperio Griego, Atenas y Esparta, existen y son destinos turísticos para ver sus ruinas. De las del Imperio Romano quedó la ciudad de Roma, vestigio vivo de uno de los más grandes imperios ya desaparecido como los otros, y de Constantinopla: ¿quién se acuerda de ella con lo poderosa que fue?
Muchas ciudades del planeta nacieron y desaparecieron. Algunas fueron cubiertas por la tierra; otras destruidas por las guerras y no volvieron, desaparecieron en las sombras del tiempo y del espacio y hasta borradas de los libros de historia universal pues no hubo quién encontrara justificación para escribir sobre ellas.

Jerusalén es la capital del Estado de Israel, tal como fuera en la época del rey David. Es una ciudad que mezcla su cara moderna de acuerdo a nuestra época sin desentonar con las murallas que bordean la milenaria ciudad que en su interior cobija los preciados elementos de las principales religiones del mundo: la Iglesia del Santo Sepulcro y la Vía Dolorosa para los cristianos en sus diferentes denominaciones, las mezquitas de Omar y El-Aksa para los musulmanes, y para los judíos ¿qué nos ha quedado? Y con ello nos conformamos: el Muro de los Lamentos y demás restos del Templo que van siendo rescatados por los arqueólogos poco a poco.

¿Y cómo pasó que tantas religiones aman a Jerusalén, la ciudad de David?

Muchos hombres y mujeres del pueblo judío llegaron a creer que era bueno difundir la religión judía por el mundo y se lanzaron a su manera y con diferentes ideas a enseñar las buenas noticias que entregó D-s al Pueblo de Israel en el Monte Sinaí y que transmitirlas sería bueno para los seres humanos en general que las comprendieran y las practicaran y fue así que también se transmitió el amor que tenemos los judíos por Jerusalén a estos pueblos que recibían ávidos los conocimientos de la Torá oral y escrita. Es asi que comenzaron a sentir pasión por la ciudad de David.

Jerusalén fue destruida, y no sólo una vez, pero así también fue reconstruida tantas veces. Los babilonios llegaron y destruyeron; los romanos llegaron y destruyeron y en el lugar del Santo Templo construyeron su templo pagano que les sirvió para adorar a sus dioses; los cruzados llegaron y en el mismo lugar construyeron su Iglesia, y por último los musulmanes llegaron y destruyeron lo que los cruzados hicieron para hacer dos mezquitas sobre el mismo monte. Sin embargo llegaron los judíos de todo el mundo para hacer de ella la capital del Estado de Israel, pero en esta ocasión no destruyeron ningún santuario existente, y aún más, se les respeta y ayuda para que las mantengan funcionales al buen criterio de cada uno de ellos.
La historia del cuento de Jerusalén no gusta a sus amantes que termine aquí, pues los musulmanes la quieren para ellos nuevamente y aunque no tenga el valor de La Meca, ellos están dispuestos a matar y morir para volver a destruir lo construido por los judíos. Dicen que quieren que también sea la capital de Palestina y hasta se habría pensado en la única increíble situación de ¡una ciudad para capital de dos Estados! Jerusalén es la capital de Israel y así lo fue, pero nunca fue capital de algún Califato. Para eso les gustó más Estambul, El Cairo, Damasco o hasta Amán y hoy quieren a Jerusalén como con un súbito amor repentino.

La Europa que se islamiza a vista y paciencia de todos con toda la tolerancia que no conocieron los judíos, calla y hasta se pone de lado de las aspiraciones islámicas por Jerusalén, capital eterna de Israel, que aún fuera de la Tierra Santa nunca olvidó su existencia y su mayor anhelo fue siempre estar, vivir y morir en Jerusalén. En la diáspora babilónica, española y en Europa en general los poetas hebreos la mencionaron en cada una de sus creaciones pues está dicho: “Si te olvidare Jerusalén que pierda yo mi mano derecha”, y es así que en nuestro libro de rezos Jerusalén es mencionada no una ni dos veces al día sino en múltiplos de diez.

Es así que cuando Teodoro Herzl en Basilea tuvo la visión de un Estado judío en la tierra de Israel con Jerusalén como su capital, se le denominó Movimiento Sionista para expresar de esa forma su amor y el de la mayoría de los judíos en el mundo en todas las épocas levantándose con la vista y su cuerpo en dirección a la ciudad de David, como si en cada día de nuestra vida sin faltar a esa cita emprendiéramos un viaje imaginario a Jerusalén con mente y corazón y es por eso que decimos: “De Sión saldrán los Mandamientos y la palabra de Dios de Jerusalén”.

Hoy como antes, esta milenaria ciudad cuyas piedras una por una son testigos o portadoras de la sangre derramada en ellas, son piedras con alma que hacen de ella un monumento a la resistencia de los sinsabores por los crímenes causados por los romanos, los bárbaros, templarios y terroristas de Fatah, Hamás, Hezbollah y Al Qaeda. Estos últimos si pudieran la volverían a destruir, pero mas allá del poder del Ejército de Defensa israelí, y contra todo, está Dios protegiendo al Estado de Israel y su capital de los “amantes” acosadores que si pudieran no dudarían un segundo en hacerla volar en miles de pedazos.

Thursday, August 26, 2010

Instruyendo a Nuestros Hijos para Amar a Dios

Fuente:

Amar, instruir y disciplinar, tres acciones fundamentales que interactúan constantemente en una educación responsable y de acuerdo a los principios que Dios ha establecido de los padres para con sus hijos siendo nuestro Padre el mejor ejemplo de cómo educar a un hijo.

Hebreos 12:5 y habéis ya olvidado la exhortación que como a hijos se os dirige, diciendo: Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor, Ni desmayes cuando eres reprendido por él; 12:6 Porque el Señor al que ama, disciplina, Y azota a todo el que recibe por hijo. 12:7 Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina? 12:8 Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos.

Aquí nuestro Dios como padre nos exhorta, nos instruye como a hijos que ama y nos disciplina.

Cuando eres disciplinado por tu padre, es una confirmación de que eres hijo y de que eres amado y que tu padre se interesa y se preocupa por tu formación integral.

INSTRUIR CON SABIDURÍA:

Proverbios 22:6 “Enseña al niño el camino en que debe andar, y aún cuando sea viejo no se apartará de él.”

¿Cuál es ese camino? El camino del bien y no del mal, de vida y no de muerte, de salvación y no de perdición, camino de integridad, de amor y misericordia. Leemos en 1Reyes 2:1 que cuando “llegaron los días en que David había de morir, ordenó a Salomón su hijo, diciendo: 2:2 Yo sigo el camino de todos en la tierra; esfuérzate, y sé hombre. 2:3 Guarda los preceptos de Jehová tu Dios, andando en sus caminos, y observando sus estatutos y mandamientos, sus decretos y sus testimonios, de la manera que está escrito en la ley de Moisés, para que prosperes en todo lo que hagas y en todo aquello que emprendas;

La instrucción es integral, y comienza como todo en el Señor, de lo pequeño a lo grande. De las cosas pequeñas para llegar a las grandes. Además de aprender a amar a Dios, de enseñarle cánticos, sus primeras historias bíblicas, mandamientos básicos como no mentir y el respeto a la propiedad ajena, necesita aprender a través de lo que es su entorno actual el concepto de autoridad y obediencia. Es necesario que primero vaya reconociendo quienes son sus autoridades que ve, para que pueda obedecer a las que no ve. Recuerda que si tiene una imagen correcta de su padre terrenal al cual respeta y obedece, pero también confía en el, entenderá más fácilmente y confiará en su Padre celestial. La enseñanza de buenos hábitos y costumbres, así como darle algunas pequeñas tareas dentro de la casa con su respectiva instrucción, ayudará a tanto a la obediencia como a crear hábitos de trabajo y responsabilidad. No debemos subvalorarlos y pensar que son muy pequeños, siempre encontraremos algo adecuado a su edad para despertar ese espíritu de servicio, trabajo y responsabilidad.



SABER DISCIPLINAR:

Proverbios 13:24 “El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; Mas el que lo ama, desde temprano lo corrige.”

La mayoría de padres cristianos sabemos que la disciplina es parte de la educación y formación integral de nuestros hijos y que Dios nos responsabiliza por la misma, no obstante no todos los hijos ni todas las faltas cometidas requieren el mismo tipo de disciplina. La diferencia entre castigo y disciplina, es que el castigo se aplica al acto de desobediencia que pasó, es una forma de pagar la falta disciplina se aplica en función del futuro con el propósito de controlar la repetición de las mismas acciones en el futuro. La disciplina no es anular el carácter de su hijo sino formarlo y encauzarlo dentro de los principios de Dios. Hebreos 12:11 “Ciertamente, ninguna disciplina, en el momento de recibirla, parece agradable, sino más bien penosa; sin embargo, después produce una cosecha de justicia y paz para quienes han sido entrenados por ella.”

Disciplinar tampoco es formar juicio contra nuestros hijos diciéndoles lo que son sino confrontándolos con lo que han hecho; si el está mintiendo y le decimos “eres un mentiroso” lo estamos juzgando y atacando directamente a él en, en cambio si le decimos, “lo que tu dices no es verdad”, lo estamos confrontando pero le estamos dando la oportunidad de rectificar o reconocer su error. Evitemos palabras que puedan herir o marcar su vida o afectar su autoestima como “eres un tonto” inútil” “no me sirves de nada” ..etc. palabras que minimizan, insultan y humillan que definitivamente contristan al Espíritu Santo y producen daños permanentes en el alma de nuestros hijos. Efesios 4:29 “Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes.” “Proverbios 19:18 “ Corrige a tu hijo mientras hay esperanza, pero no desee tu alma causarle la muerte.”

Es importante ser firmes y aplicar la disciplina cuando se ha quebrantado una norma previamente establecida y se ha dado la instrucción correcta. Es importante evitar las continuas amenazas como: “si sigues haciendo eso te voy a corregir”, pero esa corrección nunca llega. Cuando no somos firmes en cumplir lo que hemos establecido, lo único que logramos es indiferencia, falta de respeto e inseguridad en nuestros hijos. Los niños y los jóvenes necesitan saber que tienen límites ya que eso aunque no sea nuestra primera impresión, les da seguridad de que se les ama y que nos interesa lo que hagan con su vida. Proverbios 22:15 “La necedad es parte del corazón juvenil, pero la vara de la disciplina la corrige”

No tengas recelo o temor de aplicar disciplina por el medio designado por Dios. El ha dado lineamientos claros para que podamos cumplir los propósitos y los planes que tiene para nuestros hijos. Proverbios 23:13 “No escatimes la disciplina del niño; aunque lo castigues con vara, no morirá”. 23:14 “Lo castigarás con vara, y librarás su alma del Seol” 23:15 “Hijo mío, si tu corazón es sabio, mi corazón también se me alegrará;” 23:16 “ y se regocijarán mis entrañas cuando tus labios hablen lo que es recto.” 29:17 “Corrige a tu hijo y te dará descanso, y dará alegría a tu alma.”


AMAR PROFUNDAMENTE:

Como padres tenemos muchas maneras de demostrar el amor y hacer sentir amados a nuestros hijos. El amor en todas sus expresiones es tan necesario como la disciplina y la instrucción. Es más, es el ingrediente que las amalgama. La corrección hecha con amor, y la instrucción con amor y paciencia siempre darán un buen resultado.

Proverbios 23:12 nos dice: “Aplica tu corazón a la instrucción y tus oídos a las palabras del conocimiento.”

El amor además de abrazos y besos, también se traduce en otros dos ingredientes importantísimos que son el tiempo y la buena comunicación. No podemos instruir, disciplinar ni expresar nuestro amor, sino invertimos tiempo en ello y establecemos una buena comunicación. Tiempo para abrazar, tiempo para compartir, tiempo para jugar, no dependiendo del estado de ánimo, sino como algo que se anhela y desea naturalmente.

Todos como padres anhelamos hacer un buen trabajo respecto a la responsabilidad que Dios nos ha dado en cuanto a la formación de nuestros hijos y también sabemos que solo tenemos una oportunidad para hacerlo, así que busquemos ser un buen ejemplo siendo mejores cristianos, viviendo lo que predicamos, enseñamos y exigimos; amémoslos, enseñémosles, disciplinemos, dediquémosles el tiempo para escucharlos y compartir con ellos de tal manera que podamos ver como realmente están caminando en el camino que debían andar y no se han apartado de el.

Jesuscristo es el Cordero de Dios













Pablo, apóstol de Jesucristo, en su primera carta a Timoteo escribió: “Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero” (1 Timoteo 1:15). “Él vino “para dar conocimiento de salvación a su pueblo, para perdón de sus pecados”, pero no sólo a Israel, sino a todos aquellos que creen en su nombre. (Lucas 1:77). “No he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento” (Lucas 5:32).

  • "Y clamaban a gran voz, diceindo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero” (Apocalipsis 7:10).

  • A éste, Dios ha exaltado con su diestra por Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados” (Hechos 5:31).

Él “quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad” (1Timoteo 2:4). “Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo” (Romanos 10:13). El Señor, es el único que tiene poder para perdonar tus pecados, y darte la oportunidad de tener una nueva vida y ser heredero de la vida eterna.

La Escritura dice:

Pero, ¿cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? (Romanos 10:14).

Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo. 

Dios les bendiga, en Cristo!



Monday, August 23, 2010

Nombre que es Sobre Todo Nombre

“Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz” (Isaías 9:6). “Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin”(Lucas 1:32-33).


Las sagradas Escrituras afirman que existe un nombre que es sobre todo nombre. “Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre" (Filipenses 2:9-11). En ese único nombre, los hombres pueden ser salvos. “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos” (Hechos 4:12).


Ese nombre es Jesús. Él es el Hijo del Dios Altísimo, el Mediador del Nuevo Pacto, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, en quien Dios tiene complacencia. La Escritura dice: “…Este es mi HIJO AMADO; a él oíd(Lucas 9:35).

Existen muchos versículos bíblicos que confirman el poder que hay en el nombre de Jesús, nuestro salvador. En su nombre, son perdonados nuestros pecados y tenemos vida eterna. Todos los que creen en su nombre, tienen la potestad de ser hechos hijos de Dios. Además, en su nombre se predica el arrepentimiento y perdón de pecados a todas las naciones. He aquí los versículos que confirman la importancia y magnificencia de su nombre:



  • De éste dan testimonio todos los profetas, que todos los que en él creyeren, recibirán perdón de pecados por su nombre (Hechos 10:43).



  • Acerca de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo, que era del linaje de David según la carne, que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos, y por quien recibimos la gracia y el apostolado, para la obediencia a la fe en todas las naciones por amor de su nombre; entre las cuales estáis también vosotros, llamados a ser de Jesucristo (romanos 1:3-6).



  • Os escribo a vosotros, hijitos, porque vuestros pecados os han sido perdonados por su nombre (1 Juan 2:12).



  • Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios (Juan 1:12).

  • Y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén (Lucas 24:47).

  • Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre (Juan 20:31).

  • Y en su nombre esperarán los gentiles (Mateo 12:21).

Él es el Hijo del Altísimo. Su nombre es Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. Ante él se doblará toda rodilla de los que están arriba en los cielos, abajo en la tierra y debajo de la tierra y toda lengua confesará que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios el Padre. “Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten; y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia; por cuanto agradó al Padre que en él habitase toda plenitud, y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz” (Colosenses 1:17-20).

El Señor dijo: “Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra” (Mateo 28:18). 
Así que, les instamos a creer en éste nombre, porque es el único nombre en el cual hay salvación.


Dios les bendiga en Cristo. 

Saturday, August 21, 2010

La Preeminencia del Amor


El apóstol Pablo en su primera carta a los Corintios habla del valor y la fuerza del amor, y en el capítulo 13 de la misma, realza su importancia:


“Aunque yo hablara todas las lenguas de los hombres y el lenguaje de los ángeles mismos, si no tuviera amor o caridad, vengo a ser como un metal que suena, o campana que retiñe. Y aunque tuviera el don de profecía, y penetrase todos los misterios, y poseyese todas las ciencias; aunque tuviera toda la fe posible, de manera que trasladase de una a otra parte los montes, no teniendo amor, soy nada. Aunque yo distribuyese todos mis bienes para sustento de los pobres, y aunque entregare mi cuerpo en las llamas, si el amor me falta, todo lo dicho no me sirve de nada. El amor es paciente, es dulce y bienhechor; el amor no tiene envidia, no obra precipitadamente ni temerariamente, no se ensoberbece, no es ambicioso, no busca sus intereses, no se irrita, no piensa mal, no se alegra de la injusticia, se complace sí en la verdad; a todo se acomoda, cree todo el bien del prójimo, todo lo espera y lo soporta todo. El amor nunca se acaba; las profecías terminaran y cesaran las lenguas y se acabará la ciencia. Porque ahora nuestro conocimiento es imperfecto e imperfecta la profecía. Mas llegado que sea lo perfecto, desaparecerá lo imperfecto. Cuando yo era niño hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, deje lo que era de niño. Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cómo fui conocido y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor”.

En aquel tiempo, la iglesia en Corinto era una iglesia difícil de dirigir. Ellos se rebelaban contra las autoridades apostólicas, tenían problemas entre hermanos, enfrentaban situaciones de indisciplina y falta de moral. Pablo, trataba de comunicarles el desorden en el que vivían y exhortaba a la iglesia a corregir su conducta. Sobre todo, hacia especial énfasis a seguir un camino mucho más excelente, el amor.

Como sucedió en la iglesia de Corinto, sucede actualmente. Los conflictos continúan y la falta de amor prevalece. La Palabra nos dice que por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará (vea Mateo 24:12).

Los conflictos continúan siendo los mismos, y en comparación con los que enfrentaba Pablo, no varían mucho. Más aún, se han incrementado. La iglesia actual, al igual que la iglesia de Corinto, enfrenta problemas de disensiones, inmoralidad, fornicación, adulterio, injusticias, pleitos, disputas y una extensa lista que no vale la pena mencionar. Pero, estamos aquí para edificar y no para destruir, tal y como lo hizo Pablo en su época.

Recuerden: "EL AMOR SEA SIN FINGIMIENTO". Aborreced lo malo, seguid lo bueno (Romanos 12:9). Nos corresponde como iglesia aplicar las enseñanzas y los mandatos divinos a nuestra vida diaria, ya que Dios no quiere que seamos solo oidores, sino hacedores de su Palabra. Como lo señala (1 C. 13:13).

!Dios les bendiga, en Cristo!
Por ahora permanecen la fe, la esperanza, el amor, pero el mayor de ellos es el amor".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Esforzaos

"Fortaleced las manos cansadas, afirmad las rodillas endebles. Decid a los de corazón apocado: Esforzaos, no temáis; he aquí que vuestro Dios viene con retribución, con pago; Dios mismo vendrá , y os salvará ".

Isaías 35:3-4

Lo más leído

Twitter

encyclopedia

Eclipse Total de Sol Agosto 21, 2017

Eclipse Total de Sol Agosto 21, 2017

Moon

CURRENT MOON

Noticias Aurora Digital

Noticias

News from Israel

Jerusalem Post